India

Narenda Modi, piedra angular del futuro de India

El primer ministro de India, Narendra Modi, juega un importante juego de equilibrios geopolíticos entre los países de Occidente con China y Rusia

El Primer Ministro de India, Narendra Modi, en una fotografía distribuida oficialmente. Foto: ©Narendra Modi Oficial.

El ascenso imparable de India en el contexto internacional no se puede entender sin la figura de su primer ministro, Narendra Modi. El sorpasso del país asiático a Reino Unido en la quinta posición de potencias económicas mundiales carga de cierto simbolismo la evolución nuevo gigante asiático. En el nuevo orden mundial multipolar, India juega un papel fundamental para entender el juego geopolítico de las naciones más importantes de Asia. El primer ministro indio ha sabido rentabilizar la descolonización del Imperio británico para reforzar la identidad nacional india, y apuesta al igual que su vecino en el norte por convertirse en un hub tecnológico internacional.

Desde la llegada de Narendra Modi al poder en 2014, India se ha cargado de argumentos para potenciar su asertividad a la hora de interactuar en política internacional. Tal y como señala El Orden Mundial, ya en los primeros meses de su gobierno, India crecía por primera vez en el último siglo más que China. El crecimiento económico indio le ha permitido reforzar sus lazos con sus aliados como Estados Unidos y Japón, algunos de sus socios comerciales más fuertes.

Pese a los choques con otras culturas y religiones, el hinduismo seguirá siendo predominante en el país bajo la tutela del primer ministro Narendra Modi.

Modi, líder del Partido Popular Indio, apuesta por la preeminencia de la cultura hindú y su religión como piedra angular de la configuración de India como Estado nación. Pese a los choques con otras culturas y religiones, el hinduismo seguirá siendo predominante en el país bajo la tutela del primer ministro Narendra Modi.

Relaciones diplomáticas

Además de ser una potencia económica, India también es una potencia nuclear, al igual que su vecino en el norte, China y su presidente, Xi Jinping. Las relaciones diplomáticas entre India y China han buscado normalizarse en los últimos años, pese a las fricciones que aún siguen latentes en la frontera del Himalaya occidental. Sin embargo, comparten posición diplomática respecto al conflicto en Ucrania; no lo condenan explícitamente, pero tampoco lo avalan, en un intento de buscar la equidistancia con Estados Unidos.

Modi sabe que su posición política es crucial para el equilibrio geopolítico entre China y Rusia con Occidente.

Sin embargo, Modi tiene un aliado que le reporta un retorno económico y político. Ese no es otro sino la Rusia de Vladimir Putin. Hasta tal punto es así, que el aumento de las importaciones indias de productos rusos no han parado de crecer. Este movimiento no ha gustado en sus aliados occidentales, pero Modi sabe que su posición política es crucial para el equilibrio geopolítico entre China y Rusia con Occidente.

Asiduo de las redes sociales, el gabinete de Narendra Modi difunde su imagen social y política. El perfil de Instagram del primer ministro cuenta con más 72 millones de seguidores contabilizados. Uno de sus retos de 2023 es la presidencia del G20 que ahora ostenta y cuya cumbre organizará a finales de este año en Nueva Delhi.

ARTÍCULOS CON COINCIDENCIA

Foro Diplomático acoge el diálogo intelectual, político, económico, científico y tecnológico, así como las manifestaciones culturales y artísticas.

Protagonistas

Noticias

Estrategias

La energía nuclear en Europa

La energía nuclear experimenta un resurgimiento en Europa, generando debate sobre su papel crucial en el suministro eléctrico mientras los países buscan equilibrar la seguridad y sostenibilidad en el contexto de la transición energética

Leer Más >

INBOX INTERNACIONAL