Investidura Lula da Silva

Lula da Silva es investido presidente de Brasil en una ceremonia multitudinaria celebrada en la capital

El presidente de Brasil, Lula da Silva, se da todo un baño de masas en una ceremonia multitudinaria en la capital, Brasilia

Lula da Silva es investido presidente de Brasil en la capital, Brasilia. Foto: ©Ricardo Stuckert.

El recién investido presidente de Brasil, Lula da Silva, se dio un baño de masas el pasado 1 de enero, en la que es su tercera investidura presidencial, en la que quizás sea la ceremonia más multitudinaria de la historia de Brasil. Con la promesa de «reconstruir» el país tras la era Bolsonaro, el líder progresista ha jurado el cargo como nuevo presidente constitucional de Brasil para los próximos cuatro años con un duro discurso ante el Parlamento, en el que ha calificado de «desastroso» en el mandato de su antecesor, Jair Bolsonaro.

En contraste con las medidas más laxas por parte Bolsonaro, el nuevo presidente de Brasil ha dedicado en su discurso de investidura unas palabras a la defensa del medioambiente en Brasil. «No podemos admitir que (la Amazonía) sea una tierra sin ley, no vamos a tolerar la degradación del medioambiente que tanto mal ha hecho a nuestro país», ha dicho Lula, que ha prometido acabar con la deforestación ilegal en la Amazonía y proteger a los pueblos indígenas.

Lula da Silva ha decidido volver a contar con Marina Silva, que ya ocupó la carta ministerial de Medio Ambiente entre 2003 y 2008, después de haberse forjado un renombre a nivel mundial en materia ecológica. Sin embargo, bajo el objetivo de darle un viraje a las políticas ambientales de Bolsonaro, Silva volverá a la cartera en la que lideró la histórica disminución de la deforestación en territorio brasileño. «Ella es el mejor nombre para restaurar la gobernanza ambiental del país», sentenció en un comunicado el grupo de defensa del medio ambiente Observatorio del Clima, tal y como publica France24. 

El recién investido presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, recorre la Explanada de los Ministerios en Brasilia. Foto: ©Ricardo Stuckert.
Lucha contra la pobreza y la desigualdad

Además de hablar del cambio climático, Lula da Silva, estructuró su mensaje sobre las ideas de las reconstrucción mencionadas sobre la base de la lucha contra la pobreza y la desigualdad, una de las lacras que vive el país iberoamericano. “Asumo el compromiso de cuidar de todos los brasileños y brasileñas y de acabar con el hambre. Sacaré a la gente de las colas en las carnicerías para pedir huesos para comer. Lejos de cualquier nostalgia, nuestro legado será el espejo del futuro de lo que vamos a hacer por nuestro país”, explicó Lula da Silva en la ceremonia más multitudinaria que se recuerda en la historia brasileña.

Gobierno de gran coalición

El presidente de Brasil encara su tercera mandato con el desafío de unir a un país muy dividido tras la celebración de los últimos comicios. Su camino hacia la unión pasa por la alianza con los distintos partidos que le han apoyado durante la campaña. Su victoria en la segunda vuelta frente a Bolsonaro ha dado como resultado en un gran gobierno de coalición en el que tendrá que lidiar con las asperezas internas para sacar adelante su agenda progresista.

Una decena de partidos que abarcan un amplio espectro ideológico conforman todo un rompecabezas político con el que Lula ha tenido que lidiar para sacar adelante la segunda vuelta electoral. Su Ejecutivo contarán con 37 ministros, algunos de corte liberal. También hay numerosas mujeres, 11 de ellas estarán al frente de los ministerios, el número más elevado en la historia de Brasil.

ARTÍCULOS CON COINCIDENCIA

Foro Diplomático acoge el diálogo intelectual, político, económico, científico y tecnológico, así como las manifestaciones culturales y artísticas.

Protagonistas

Noticias

Estrategias

INBOX INTERNACIONAL

“HOPE, HOspital de Día PErsonalizado”, importantes mejoras en los resultados clínicos a la reducción del 97% del tiempo medio para recibir un tratamiento oncológico

Gracias a HOPE, los ingresos hospitalarios por toxicidad grave del tratamiento han bajado hasta un 38%, y las citas innecesarias entre ciclos en un 62%, el NPS ha subido al 95%, el tiempo medio para recibir un tratamiento ha pasado de 9-13 horas a 2 ó 3, y la carga administrativa del oncólogo ha disminuido en un 98%

Leer Más >