“Tras las huellas de un venado”: Cómo los estudiantes de Uruguay están rompiendo barreras desde sus aulas (UNESCO)

La UNESCO publica una historia de sobre la infancia y la adolescencia en Uruguay y el poder transformador de la Educación para el Desarrollo Sostenible

En 2014, la profesora de primaria María Alicia estaba preparando a su clase para una excursión. Preguntó a sus alumnos de primaria qué animales creían que podrían ver en el camino y durante su aventura en el campo. Los alumnos mencionaron vacas, ovejas, caballos, perros, cerdos e incluso jirafas y elefantes. Sin embargo, ni un solo niño nombró un animal autóctono de su país, Uruguay. Sencillamente, no conocían ninguno.

En nuestra finca hay un animal misterioso. Sólo deja sus huellas y estiércol. Mis padres dicen que es un venado de las pampas.

Ayelén, alumna

Por aquel entonces, Ayelén caminaba diariamente a la escuela desde la finca de sus padres al pie del cerro Áspero. Una vez despertada su curiosidad, Ayelén y sus compañeros quisieron descubrir más sobre el aspecto del venado, sus rasgos y hábitos, y si el “animal misterioso” era realmente un venado.

Según la profesora, escuchar los intereses de los alumnos es la clave para desbloquear el conocimiento y el aprendizaje. Transformó la curiosidad de Ayelén en el punto central de su plan de trabajo: un proyecto de aula en toda regla centrado en una investigación dirigida por los alumnos.

Las familias también demostraron interés y se comprometieron en desarrollar el proyecto.  Asumieron gradualmente trabajos de investigación, asistieron a debates y reuniones, y participaron en eventos para recaudar fondos con miras a apoyar un viaje de la clase a un evento de ciencia activa en la Fundación Temaikén en Buenos Aires (Argentina).

La profesora María Alicia llegó a la conclusión de que lo que en un inicio parecía un pequeño proyecto comunitario había adquirido ahora el impulso necesario para ampliarse aún más. Tras las huellas del venado, inspirado en la Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS), se introdujo en el ámbito de la educación no formal en 2015. La EDS tiene como objetivo proporcionar a los alumnos de todas las edades los conocimientos, las capacidades, los valores y el poder para hacer frente a los desafíos globales interconectados, como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, las perturbaciones subacuáticas, la utilización no sostenible de los recursos y la desigualdad.

Continuemos con este momento transformador en el que llevamos mucho tiempo hablando de innovación, de cambios, de la necesidad de prototipos diferentes, de la necesidad de ver la educación de otra manera y de cómo hablar con los niños y las familias para que nuestro trabajo sea realmente fructífero

María Alicia, profesora, fundadora y directora de “Tras las huellas del venado”

El proyecto trascendió el marco del aula y se convirtió en una aventura visible y accesible para cualquier persona que quiera formar parte de los esfuerzos de conservación de la biodiversidad. Desde entonces, los niños y adolescentes proponen nuevas iniciativas para su comunidad, investigan, mapean los problemas socioambientales y elaboran planes para resolverlos.

El proyecto que se convirtió en comunidad

El proyecto pronto se convirtió en una comunidad, e incluyó viajes de terreno y salidas educativas, tanto dentro de Uruguay como al extranjero, con el objetivo de ofrecer experiencias prácticas en diferentes paisajes y biomas. Estas visitas de terreno fueron siempre precedidas por una preparación minuciosa desde el punto de vista multidisciplinario, de manera que se pudiera sacar el mayor provecho posible tanto antes como después del viaje.

Los grupos de viajeros pueden oscilar entre treinta y ochenta personas de todas las edades, géneros y procedencias –muchos de ellos nunca han viajado fuera del país– unidas por un objetivo común: vivir experiencias valiosas y presenciales con la naturaleza. “Tras las huellas del venado” ha catalizado sólidos intercambios, tanto culturales como educativos, en muchos lugares como la Fundación Temaikén (Buenos Aires y Misiones, Argentina), Itaipú Binacional (Brasil-Paraguay) y Bosque Santiago (Chile).

Además, “Tras las huellas del venado” ha promovido valores como el respeto, la tolerancia y la comprensión impulsando vínculos enriquecedores no sólo en el plano intergeneracional, sino también con organizaciones hermanadas. Desde 2018, el grupo es miembro del programa de acción comunitaria Roots & Shoots del Instituto Jane Goodall.  

Cuando la pandemia de COVID-19 golpeó a Uruguay, “Tras las huellas del venado” transformó los desafíos en oportunidades al invitar a los educadores ambientales latinoamericanos y caribeños a visitar plataformas virtuales y realizar talleres semanales que rotaban por las ciudades y países anfitriones. Pronto florecieron nuevas alianzas con organizaciones que se asociaron desde Argentina, Guatemala, Puerto Rico, México, Colombia y Chile. Los niños empezaron a desarrollar y mejorar sus capacidades en materia de TIC, a ampliar sus competencias comunicativas y, lo que es más importante, a compartir sus experiencias con otros niños con intereses y orígenes similares.

Más allá de las salidas de terreno, en 2020, “Tras las huellas del venado” se asoció con organizaciones, universidades y escuelas latinoamericanas para organizar encuentros en línea con el objetivo de concienciar sobre la protección y la preservación del medio ambiente, así como para proporcionar oportunidades a los niños y adolescentes para que pudieran vigilar la vida silvestre en colaboración con los científicos.

Dada la enorme contribución de “Tras las huellas del venado” a la EDS y su potencial de ampliación, la Oficina Regional de la UNESCO para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO) ha abogado por la incorporación del proyecto a escala mundial. Estos esfuerzos han incluido la invitación a la profesora María Alicia para que represente a la Organización en el lanzamiento regional de la EDS para 2030; la organización de una serie de webinarios sobre la EDS y los jóvenes en 2021; y la presentación de las prácticas inspiradoras de “Tras las huellas del venado” en un evento paralelo a la Conferencia Mundial de la UNESCO de 2021 sobre Educación para el Desarrollo Sostenible.

“Tras las huellas del venado” es un movimiento colectivo y participativo protagonizado por niños y adolescentes. Gracias a su creciente autonomía, han llegado a construir sus propios procesos aprendiendo sobre sus puntos fuertes y sus desafíos, un proceso metacognitivo propiciado por el juego natural, el descubrimiento de su entorno y el encuentro con los demás. Mediante las experiencias colectivas numerosas, los niños empoderados exploran, analizan, toman decisiones y actúan en favor del desarrollo sostenible. Asimismo, desarrollan habilidades fundamentales como el trabajo en equipo, la fluidez intercultural y el liderazgo.

*Publicación remitida por la UNESCO el día 12 de agosto de 2022. Foro Diplomático es ajeno al contenido editorial.

ARTÍCULOS CON COINCIDENCIA

Foro Diplomático acoge el diálogo intelectual, político, económico, científico y tecnológico, así como las manifestaciones culturales y artísticas.

Protagonistas

Noticias

Estrategias

INBOX INTERNACIONAL

14º Congreso Europeo de Medicina Funcional

El jefe de servicio de Medicina para la Prevención, Longevidad y Medicina Funcional de Olympia, doctor José F. Tinao, participará como miembro invitado de las Sociedad Europea de Medicina Integrativa y de la Sociedad Portuguesa de Medina Integrativa

Leer Más >